“Con cierre del presidio llegó el día que los sampedranos añorábamos"

Con el cierre del Centro Penal “llegó realmente el día que los sampedranos añorábamos en materia de seguridad y tranquilidad para nuestra ciudad”, resaltó hoy la representante del sector obrero, Gloria Argueta.

En el marco de la Jornada de Esperanza y Sanación realizada frente al antiguo recinto penitenciario, Argueta reflexionó que allí se encontraba gente culpable y otros probablemente inocentes.

El cierre de ese centro penitenciario fue posible gracias a la Operación Arpía, liderada por el presidente Juan Orlando Hernández y efectuada por los miembros de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina), en la que se trasladaron los 4,817 reos de alta, mediana y baja peligrosidad de San Pedro Sula a distintas cárceles de todo el país (del 15 de marzo al 13 de octubre de 2017).

Pero la decisión de cerrar el Centro Penal no es para que estas personas que estuvieron aquí estén peor; es porque la ciudad necesita reordenarse y organizarse para que barrios como Las Palmas, Cabañas y Sunseri, por fin tengan ese valor tan ansiado de la tranquilidad, añadió la dirigente.

Reconoció que “siempre” las personas que vivieron en esos sectores estaban en incertidumbre, con noches tensas ante lo que podría pasar.

“Yo quiero agradecerle al presidente en nombre de muchos amigos y amigas de este barrio que me expresaron: 'por fin, llegó este momento tan esperado  y es palabra cumplida del presidente y de todo su equipo que tiene en el Gobierno'”, destacó Argueta.

“Sigamos adelante, presidente; esto es seguridad, esto es tranquilidad y es parte de todas las promesas que cumplió y esas son las promesas  que todo el pueblo hondureño ha esperado”, concluyó la dirigente obrera.


© 2017 - Secretaría de Derechos Humanos, Justicia, Gobernación y Descentralización (SDHJGD) - Unidad de Informática y Tecnología
Buscar

Redes Sociales